Submenu
 
Julio Garavito, el caballero del lado oculto de la luna
eportal.editorial.1's picture
Creado: 11-03-2019
Categoría:
Foto de un hombre de unos 35 años, con bigote, camisa blanca y saco negro; y la foto de Observatorio Astronómico Nacional

El astrónomo, matemático, economista, poeta e ingeniero colombiano Julio Garavito Armero nació en Bogotá, el 5 de enero de 1865 y falleció en la misma ciudad, el 11 de marzo de 1920.  Sus investigaciones contribuyeron al desarrollo de las ciencias en Colombia durante el siglo XIX. Ha sido situado al mismo nivel de otros dos importantes científicos neogranadinos del siglo XIX, José Celestino Mutis y Francisco José de Caldas.

 

Desde muy joven tuvo que trabajar para poder subsistir, debido a los escasos medios económicos de su familia. Tras realizar algunos estudios en el Colegio de San Bartolomé, entre 1885 y 1887 se dedicó a profundizar por su cuenta en sus conocimientos matemáticos.

 

El Observatorio, la Oficina de Longitudes y su trabajo docente

Siendo estudiante, Julio Garavito trabajó como ensayador de la Casa de la Moneda en Santafé de Bogotá. A los 27 años, en 1893, fue nombrado director del Observatorio Astronómico Nacional, un año después de haberse graduado en matemáticas e ingeniería en la Escuela de Ingenieros.  

 

En 1902, Garavito le propuso al gobierno del presidente José Manuel Marroquín, un plan para que el Observatorio realizara la carta de Colombia, con métodos astronómicos, partiendo de la latitud de Santafé de Bogotá. El proyecto fue aprobado y se creó la Oficina de Longitudes, bajo su dirección. Esta entidad se encargó de delimitar las fronteras del país y de publicar mapas generales y regionales de Colombia.

Como docente, Garavito fue profesor de cálculo, mecánica racional y astronomía, cátedras que conservó hasta su muerte. Como economista, simpatizó con algunas ideas de la época de la Regeneración impulsada por Rafael Núñez, como son el sistema centralista y la fundación de un Banco Nacional. También se preocupó por las fluctuaciones del cambio y la desvalorización del papel moneda.

 

Garavito alcanzó numerosas distinciones nacionales e internacionales, como la de ser miembro supernumerario de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, de la Sociedad Geográfica de Lima, de la Astronómica de Francia y de la Sociedad Belga de Astronomía. También fue candidato a formar parte de la Academia de Historia Hispanoamericana de Ciencias y Artes.

 

En 1919, el gobierno colombiano expidió un decreto donde se ordenó honrar la memoria de Garavito como científico colombiano, publicar todas sus obras y la adopción de estos trabajos como textos de enseñanza en las universidades del país. El Congreso Nacional también reconoció a Garavito como uno de los símbolos de la ingeniería colombiana, y dio el nombre de este científico a la orden que creó con el fin de honrar a los ingenieros colombianos.

 

30 años después de morir, un cráter lunar toma su nombre

En 1970, la Unión Astronómica Internacional rindió su mayor homenaje a Garavito, al asignar su nombre a uno de los cráteres de la cara oculta de la luna. El homenaje no era sino el reconocimiento a los juiciosos estudios astronómicos y matemáticos del científico colombiano.

Básicamente las investigaciones de Garavito se centraron en la elaboración de unas tablas que permitieran formular con exactitud los diferentes ciclos de la órbita lunar. Civilizaciones tan antiguas como la babilónica ya tenían conocimiento de esta irregularidad, que consiste en la variación de tiempo que va de una luna nueva a la siguiente y que determina que la extensión de algunos meses sea mayor que la de otros.

Poco antes de morir, Garavito, al igual que todos los científicos de su generación, había reaccionado dramáticamente frente a los postulados revolucionarios de la Teoría de la Relatividad de Einstein, que derrumbaba los conceptos absolutos de Espacio y Tiempo. Los propios científicos de Francia e Inglaterra habían reaccionado en forma similar. Esas preocupaciones fundamentales cubrían la mente de Garavito cuando le sobrevino la muerte.

Sus trabajos sobre la Luna quedaron inconclusos, pero la ciencia mundial iría a corroborar tres décadas después que el camino del científico colombiano en el estudio de los movimientos lunares era el correcto.

 

Billete de 20 mil pesos con el dibujo de la cara de Julio Garavito

Así mismo, como reconocimiento a su labor, a partir del dos de diciembre de 1996 se puso en circulación el billete de $20.000, que lleva su imagen en el anverso.

 

Fuentes:

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/garavito.htm

https://www.semana.com/cultura/articulo/el-hombre-en-la-luna/31327-3

Fotos tomadas de:

https://www.semana.com/on-line/vida-moderna/articulo/homenaje-al-cientifico-julio-garavito/541827

http://www.banrep.gov.co/es/contenidos/page/billete-20000-pesos