Submenu
 
Miguel de Cervantes Saavedra
eportal.editorial.1's picture
Creado: 25-04-2019
Categoría:
Silueta de Sancho y don Quijote montados en sus corceles, retrato de Miguel de Cervantes y el nombre escrito de Miguel de Cervantes

Cervantes fue un hombre de contradicciones, soldado por desafuero, novelista por convicción, poeta irónico y certero, dramaturgo. Se cree que nació el 29 de septiembre de 1547 en Alcalá de Henares, o por lo menos eso es lo que se dice, puesto que hay versiones de otras fechas y años. Su padre, de ascendencia cordobesa y antepasados gallegos, se llamaba Rodrigo de Cervantes y era cirujano, que era en ese entonces un oficio muy abierto y, así como extirpaba muelas, curaba dolores y cosía heridas. Un verdadero médico general.

 

Primeros años del escritor

Su madre fue Leonor de Cortinas, de quien apenas se sabe, excepto que era natural de Arganda del Rey. Miguel era el menor de cinco hermanos y no existen datos precisos sobre los estudios, que, sin duda, no llegaron a ser universitarios. Se deduce, por el personaje del bachiller Sansón Carrasco, que Cervantes sentía cierta repulsión por los togados. Sin embargo, hay algunas pistas en documentos de la época que sugieren que Cervantes pudo haber asistido a alguna institución educativa en Sevilla. También es muy posible que haya estudiado en la Compañía de Jesús, ya que en la novela "El coloquio de los perros" elabora una descripción de un colegio de jesuitas, con ciertas alusiones a la que sería su vida estudiantil.

Los más antiguos rastros que hay de su paso por la vida se originan en 1566, cuando se establece en Madrid. Asiste al Estudio de la Villa, regentado por el catedrático de gramática Juan López de Hoyos, quien en 1569 le pide un libro sobre la enfermedad y muerte de la reina Isabel de Valois y este incluye tres poesías de Cervantes.

En 1569, viajó a Roma. Allí leyó los poetas caballerescos que influyeron sobre su obra. En esos días comenzó a configurar los relatos, que hoy son conocidos como "Novelas Ejemplares" y de los que vale la pena nombrar "El licenciado Vidriera", la historia de un graduado en Leyes que es “embrujado” y llega a creer que es de cristal, lo que le permite decir verdades que alguien en sano juicio no diría.

 

Su vida como soldado y cautivo

El 7 de octubre de 1571 participó en la Batalla de Lepanto, y como dijo Cervantes: "la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros", formando parte de la armada cristiana, dirigida por don Juan de Austria.

En dicha batalla naval salió herido de dos arcabuzazos en el pecho y perdió una mano, de donde procede el apodo de "El manco de Lepanto". La mano izquierda no le fue cortada, sino que se le anquilosó al perder el movimiento, cuando un trozo de plomo le seccionó un nervio. Aquellas heridas no debieron ser demasiado graves, pues, tras seis meses de permanencia en un hospital de Messina, Cervantes reanudó su vida militar, en 1572.

Su condición de soldado le llevó a tomar parte en otras expediciones militares, hasta que, regresando a España, los piratas berberiscos al mando de Arnaute Mamí lo tomaron preso junto a su hermano. Comienza así un periodo de duro cautiverio en Argel, que se prolongó por más de cinco años. Cervantes intentó evadirse cuatro veces, poniéndose en peligro por salvar a sus compañeros, y al fin fue rescatado por los Padres Trinitarios, cuando estaba a punto de ser conducido a Constantinopla. Tenía entonces 33 años. Hasta aquí su época heroica; de ahora en adelante, una vida gris llena de decepciones.

Se instaló en Madrid y en 1584 se casó con una joven de Esquivias, Catalina de Salazar y Palacios, de quien luego se separó.

Publicó su primera obra, La Galatea, y, abandonando el pueblo de su mujer, se dedicó a recoger víveres. Viajó por diversas ciudades de Andalucía en el desempeño de su cargo y fue encarcelado dos veces en Sevilla, una de ellas por la quiebra del banquero a quien Cervantes le había depositado los impuestos que cobraba de Hacienda; y otra, al no poder pagar a ésta ciertos atrasos. También, en 1589 Fue excomulgado por embargar cereales del Cabildo de Sevilla.

En 1605, en Valladolid, con 57 años, terminó su esforzado ir y venir por las ciudades españolas, pero no sus desgracias. El asesinato de un caballero, cometido frente a su casa, da lugar a un nuevo proceso, aunque nada pudo probarse contra él. Fue acusado de asesinato, por lo que pasó por una breve prisión.  Posteriormente se publicó la primera parte de su obra maestra "El Quijote".

 

Los años finales

Cervantes atesoró una gran experiencia, rica en conocimientos sobre gentes, lugares y situaciones. Su vida y su obra reflejan el proceso de maduración profunda, en todos los sentidos, de un hombre entregado a sus ideales, primero militar y luego literario, con ahínco admirable.

La vida le ofreció la cara adversa; pero este mismo hecho posibilitó la más grande obra de nuestra literatura. El Quijote no se habría podido escribir en los años del vivir gozoso y entusiasta, no tanto por falta de madurez literaria, sino por carencia de madurez espiritual.

Los últimos años de su vida los pasó en Madrid, donde una vez publicada la primera parte del Quijote, continuó escribiendo incansablemente. Entregó a la imprenta sus últimas obras: Las Novelas Ejemplares, el Viaje al Parnaso, el teatro y la segunda parte del Quijote. La muerte le sorprendió el 23 de abril de 1616, pocos días después de haber escrito la dedicatoria del Persiles.

Cada 23 de abril, el mundo de habla hispana le rinde homenaje a Miguel de Cervantes Saavedra

Conozca más acerca de El Quijote:

http://aprende.colombiaaprende.edu.co/sites/default/files/naspublic/quijote_web.pdf

 

Fuentes:

http://aprende.colombiaaprende.edu.co/es/agenda/efem%C3%A9rides/23-de-abril-en-colombia-aprende-celebramos-el-d%C3%ADa-del-idioma-castellano

Imagen tomada de https://confilegal.com/20161107-la-universidad-icade-comillas-analiza-las-conexiones-cervantes-derecho-la-xvi-semana-la-ciencia/