Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
Del 20 de julio al 7 de agosto
Imagen de eportal.editorial.1
Creado: 31-07-2018
Categoría:
Foto de dibujo en plastilina con nubes, montañas, campesinos, un camión, banderas, árboles,agua, río, soldados. Todo en plastilina de diversos colores

A diferencia de la primera fecha, que se hizo con letrados y cabildos, el día de la Batalla de Boyacá se hizo con generales y ejércitos.

Aquí, una crónica histórica de ambos sucesos, basada en el artículo de Augusto Trujillo Muñoz, profesor universitario, columnista y exsenador colombiano.

 

Años antes, en julio de 1810

El 20 de julio de 1810 fue la movilización social más importante de la historia colombiana, que no se comprende sin analizar su respectivo entorno.  Entre 1809 y 1811 América del Sur vivió, en torno a los cabildos, un interesante proceso político relacionado con la invasión francesa a la península ibérica. Cuando Napoleón Bonaparte apresa al rey Fernando VII de España y lo reemplaza por su hermano José Bonaparte, los españoles -en ambos lados del Atlántico- entienden que el monarca no puede ejercer el poder y, por lo tanto, al pueblo le corresponde asumirlo.

 

Esa era la tesis de la Escuela de Salamanca, proclamada desde el siglo XV, según la cual el poder emana de Dios con destino al pueblo y este lo entrega al rey. En ausencia del monarca regresa a sus depositarios. Ahora lo han recuperado por el encarcelamiento del rey de España y, deciden conformar juntas locales de gobierno. A su vez, estas designarán una junta suprema que ejercerá el poder mientras el rey permanezca en cautiverio. Ese fenómeno se conoció como el “Juntismo” y se replicó en distintas ciudades de América del Sur.

 

Entre 1809 y 1810, mientras Camilo Torres escribía el Memorial de Agravios, en Bolivia, La Plata, Perú y la Nueva Granada se pronunciaron los cabildos y designaron sus respectivas juntas de gobierno. Pedían la representación que creían merecer como españoles de este lado del mar, no solo en la administración pública, sino en las recientemente convocadas Cortes de Cádiz, cuyo objetivo era darle una Constitución a España. Ante la renuencia peninsular, el 20 de julio de 1810, el Cabildo de Santafé designó su junta de gobierno y le encargó un único y fundamental objetivo: redactar una Constitución “que garantice la felicidad pública”.

 

Esta generación precursora de la independencia -liderada por Torres, Caldas, Vargas, Pombo, Carbonell- no estaba improvisando, ni copiando experiencias de nadie. Se había formado en el pensamiento español y, sin perjuicio de otras influencias, tenía frescas las enseñanzas de la Escuela de Salamanca. El 20 de julio, Colombia nació en medio del derecho. Y la Constitución de Cundinamarca de 1811 fue la primera en el mundo que se redactó en idioma español.

 

composición gráfica de un siete con los colores de la bandera, con el fondo del puente de Boyacá, la palabra Batalla de Boyacá en círculo amarillo; debajo la palabra agosto en letras negras y debajo 1819 en color rojo

 

El 7 de agosto, un país distinto

La batalla que definió militarmente la independencia de Colombia tuvo lugar nueve años después, el 7 de agosto de 1819, en el Puente de Boyacá. Sin embargo, este fue un proceso prácticamente desconectado del anterior. El país de los libertadores es un país distinto al de los precursores. Para entonces, casi todos los miembros de la generación precursora habían muerto en el patíbulo por orden de Pablo Morillo. A diferencia de los precursores, los miembros de la generación libertadora se sentían profundamente antiespañoles. No sólo en la Nueva Granada sino en toda la América del Sur. En ese sentimiento coincidían Bolívar, Santander, San Martín y Artigas.

Para la generación libertadora, el eje de su organización política fue el estado-nación y su institución principal el Congreso. A partir del concepto de autonomía los precursores pensaron en las Provincias Unidas de la Nueva Granada. Los libertadores se comprometieron directamente con la Gran Colombia. En la Constitución de Cúcuta eliminaron todo rastro de la autonomía provincial de raigambre hispana, y adoptaron el clásico estado unitario de estirpe francesa.

Con la independencia, Colombia ingresó de lleno al escenario que habían construido las potencias emergentes. Los franceses, los ingleses y los holandeses eran los nuevos dueños del mundo. Cada día era más evidente que el poder, la economía y el conocimiento, se desplazaban del eje de lo hispano al de lo anglosajón.

El Congreso de Angostura fue el primero que se convocó en el Nuevo Mundo, para formular lo que históricamente se ha llamado la "Ley Fundamental" (Constitución). Al final de las sesiones, el Congreso de Angostura acordó que se reuniría nuevamente en Cúcuta, en enero de 1821, para expedir la nueva constitución.  Pero ya se habían consolidado en Europa las instituciones construidas por el liberalismo y el constitucionalismo. Estos conceptos y la vocación expansiva de la Europa moderna, fueron más poderosos que cualquier idea en favor de construir instituciones típicamente americanas. Según el historiador Indalecio Liévano Aguirre, la Constitución de Cúcuta fue hija de la lamentable claudicación de la inteligencia suramericana ante ideas y sistemas políticos extranjeros.

Si quiere conocer la historia de la Batalla de Boyacá, dé clic aquí 

Fuentes:

https://www.elespectador.com/noticias/nacional/del-20-de-julio-al-7-de-agosto-articulo-706519

https://es.wikipedia.org/wiki/Congreso_de_Angostura

http://www.konradlorenz.edu.co/es/noticias/noticias-generales-de-la-institucion/1483-conmemoracion-de-la-batalla-de-boyaca-reivindicando-el-concepto-de-patria.html

Foto: http://narino.info/wp-content/uploads/2016/08/batalladeboyaca.jpg