Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
El Brexit y sus consecuencias para la educación
Imagen de eportal.editorial.3
Creado: 13-07-2016
Categoría:


La Unión Europea, como la conocemos hoy, cambió para siempre el pasado 23 de junio. En un referéndum sin precedentes, los británicos votaron entre permanecer o salir de la Unión Europea. Con un 51,9%, ganó el voto a favor de dejar la Unión Europea, y aunque aún falta un proceso extenso para oficializar esta decisión, ya ha causado un gran revuelo este resultado.

En primer lugar, aunque el referendo no tiene ningún tipo de atadura legal (los líderes políticos del Reino Unido podrían elegir no tomar en cuenta esta votación), los analistas coinciden que no escuchar a quienes votaron afectaría profundamente la democracia del país. Por ello, la decisión será acatada y David Cameron, primer ministro del país, dejará su cargo a partir de octubre. Y aunque se ha hablado de las consecuencias económicas del Brexit, está claro que a nivel educativo también existen efectos negativos para el país.
 

1. Ausencia del financiamiento educativo que proviene de la Unión Europea

La Unión Europea funciona no solo como una asociación que le permite a sus miembros comerciar y transitar libremente, sino que también dispone de un fondo común que se reparte entre los países que ahí están. Reino Unido se beneficiaba de esta financiación y el Brexit pone en juego este dinero para muchas instituciones. De acuerdo al profesor Ross Anderson de la Universidad de Cambridge, la salida del Reino Unido podría costar unos 100 millones de libras al año [1], lo cual afectaría profundamente las finanzas de dicha institución. Y aunque otras instituciones han asegurado que el tema financiero también les preocupa [2], no es la única consecuencia que tienen en mente. Por lo pronto, no se ha hablado de un incremento en la matrícula de muchas instituciones, pero ciertamente este hecho tendrá un impacto en la redistribución e inversión de fondo de muchas universidades.

2. Dificultad para atraer talento internacional

La inclusión de docentes, académicos e investigadores internacionales añade un valor agregado a las instituciones educativas y con el Brexit, el Reino Unido podría tener más obstáculos para tener en sus universidades empleados extranjeros. Asimismo, profesionales del Reino Unido interesados en la academia perderán el derecho a trabajar libremente en cualquier institución de la Unión Europea. Permisos de trabajo adicionales y visa harán que este proceso sea más arduo y por ende menos atractivo de lado y lado. Por lo tanto, el país perdería su atractivo para atraer y exportar talento académico. Las posibilidades de realizar investigaciones interdisciplinarias con profesores de otros países de la Unión Europea disminuyen y de la misma manera, docentes del Reino Unido tendrían más inconvenientes para salir. La academia no ve con buenos ojos el Brexit.


3.  Disminución del porcentaje de estudiantes internacionales

Al igual que lo que ocurre con los académicos en el punto anterior, el recibir estudiantes internacionales de la Unión Europea sería mucho más complicado luego del Brexit que antes. En este momento, la situación de inmigración tanto de estudiantes como de docentes que ingresaron al Reino Unido sin visa es incierta. 27 países más tendrían que empezar a tramitar nuevos permisos hasta que la situación se defina, puesto que el Brexit no cierra las puertas a convenios especiales de inmigración más adelante. Sin embargo, concretar estas alianzas tomaría tiempo y haría menos atractivo y accesible un destino educativo como lo es el Reino Unido, que cuenta actualmente con prestigiosas universidades líderes en muchos sectores. Los estudiantes del Reino Unido también verían coartadas sus posibilidades de realizar con mayor facilidad intercambios educativos e inclusive prácticas profesionales, lo que afectará su perfil profesional.

Autor: Ángela Bohórquez S. Palabra Maestra, 2016

[1] www.cambridge-news.co.uk/brexit-will-cost-cambridge-university-100m-a-year-says-professor-ross-anderson/story-29423305-detail/story.html

[2] www.independent.co.uk/student/news/eu-referendum-result-brexit-leave-remain-higher-education-sector-students-a7100106.html