Mitos de la Independencia | Colombia Aprende Mitos de la Independencia | Colombia Aprende

Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
Mitos de la Independencia
Imagen de eportal.editorial.1
Creado: 18-07-2018
Categoría:
Imagen con la bandera de Colombia sobre un fondo beige, y la leyenda 20 de julio Independencia de Colombia en mayúsculas

A propósito del 20 de julio, día en el que se celebra la independencia de Colombia, hace 10 años el Museo Nacional realizó una investigación en cabeza de Cristina Lleras, curadora de arte e historia del Museo, en la que se cuestionaban los principios que al respecto publicaban los libros de texto.

En esta oportunidad, que se celebra otro aniversario más, queremos recordarlos:

 

El florero de González

Según los maestros clásicos, aprender el episodio del florero de Llorente es indispensable. Para ellos es importante el relato, según el cual una disputa por un florero fue la chispa que encendió la gesta independentista. ¿Pero todo eso por un simple florero? En realidad, el hecho no fue casual: desde antes, los criollos ya venían planeando las revueltas y lo que buscaron fue solo algo que encendiera la llama. El incidente del florero fue ese algo.

Esta es una de las más claras demostraciones de que dar proporciones míticas a situaciones anecdóticas, da mayor recordación a los acontecimientos, pero deja al margen la reflexión y el conocimiento del contexto en que se produjeron los hechos. Y un detalle: el florero perteneció a José González Llorente; técnicamente debería ser el florero de González.

 

 

Bogotá no fue el epicentro 

Se cree que el 20 de julio es el punto de partida de la revolución. "Los textos desconocen que el 20 de julio es una fecha más entre las fechas importantes de 1810 -explica la curadora del Museo Nacional, Cristina Lleras-.

Ya, en otras regiones del país, se habían dado movimientos que se complementaron. No fue Bogotá el epicentro de la independencia: los gritos también se dieron, antes en Cartagena, Tunja, Cali y el Socorro. La capital fue la última.

 

 

La figura del héroe

Los ‘próceres de la patria’, Bolívar, Santander y otros, son mostrados como héroes casi perfectos.  Los textos escolares muestran a Bolívar como el héroe que prácticamente en solitario logró la Independencia. Esta forma de construir el pasado desde el heroísmo resulta perjudicial para los historiadores porque reduce a su mínima expresión, si es que la menciona, la participación de varios grupos en el proceso de Independencia: mestizos, indígenas, negros, estudiantes, artesanos y mujeres.

 

De “boba” no tuvo nada

Para la historiadora Margarita Garrido es urgente acabar con el remoquete de 'Patria Boba', que se da al período comprendido entre 1810 y 1816, en el cual dos sistemas de gobierno, el centralista -cuya cabeza visible era Antonio Nariño- y el federalista -bajo Camilo Torres-, discutían propuestas distintas. Fueron tiempos de grandes debates sobre cómo debía organizarse el país, que terminaron cuando los españoles retomaron el poder. Aun así, ¿puede calificarse de boba a una patria que discute ideas?