Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Submenú
 

Organización

Mediante la Resolución 4594 de 2018, modificada por la Resolución 07007 de 2018, el Ministerio de Educación estableció el cronograma para la aplicación del Día E.

Desde el año... Ver más

El inicio del año escolar está marcado por las listas de materiales educativos que necesitan los estudiantes para sus clases. Es también, época de alarma para la economía familiar.

... Ver más

El inicio del año escolar está marcado por las listas de materiales educativos que necesitan los estudiantes para sus clases. Es también, época de alarma para la economía familiar.

Uno de... Ver más

Docentes y directivos

Seguros estudiantiles

María del Sol Mejía, estudiante de undécimo grado del colegio María Montessori, sufrió una lesión en su tobillo en una práctica de basquetbol. Al llegar a la enfermería detectaron que era una fractura y de inmediato solicitaron el servicio de ambulancia. María del Sol está cobijada por un seguro estudiantil de accidentes, por lo cual, el traslado, atención y gastos médicos corrieron por cuenta de la empresa aseguradora.

El caso de María del Sol, aunque sencillo, resulta ilustrativo sobre la importancia de consultar, a la hora de matricular a los niños y jóvenes en el colegio, sobre las políticas y programas con los que cuenta la institución en relación con los seguros escolares. Por lo general, éstos seguros se establecen a partir de convenios que los colegios establecen con empresas aseguradoras buscando dar respuestas efectivas a los padres ante una eventualidad no deseada que pueda presentarse durante el año escolar. El abanico de servicios que se ofrecen es amplio y en éste se destacan los seguros de accidentes y los seguros educativos.

Los seguros que cubren accidentes cobijan, fundamentalmente, los incidentes de tipo fortuito que suelen ocurrir en actividades artísticas y deportivas, y que afectan a los estudiantes de diversas formas. Estos seguros ofrecen cubrimientos relacionados con incapacidad total y permanente del estudiante, es decir, cualquier alteración de la salud que imposibilite a quien la padece de realizar sus actividades normales; gastos de traslado como los que efectúan las ambulancias hasta el centro hospitalario o domicilio y gastos médicos de rehabilitación por invalidez, es decir, aquellos en los que deba incurrirse luego de un accidente cubierto por la póliza que se ha tomado.

Los seguros estudiantiles, por su parte, son aquellos que contemplan aspectos como asistencia escolar, es decir, tutorías a domicilio cuando el alumno sufre alguna incapacidad; protección escolar, en caso del fallecimiento accidental de padres o tutores; y renta mensual con la que se garantiza el estudio del niño o joven en caso de presentarse la muerte accidental o una incapacidad total y permanente del padre o la madre amparados bajo la póliza.

Una vez se toma alguno de los seguros, la compañía aseguradora le entrega al padre de familia la documentación correspondiente, en la que se especifica el procedimiento a seguir en cada uno de los servicios contratados. La empresa suministra un carné o tarjeta de identificación en la que se especifica el nombre del estudiante y de la institución educativa a la que pertenece, y se le acredita como beneficiario de una póliza debidamente numerada.

En asuntos de seguros, la letra menuda es de suma importancia. Las coberturas, las exclusiones, los límites, la relación de centros de salud que prestarán los servicios en el caso de tomar una póliza, el período de vigencia (si cubre los 365 días del año o sólo el calendario escolar) y las condiciones de cobertura (si cobija al estudiante dentro y fuera del colegio, por ejemplo) son los asuntos mínimos que deben ser tenidos en cuenta por los padres, conocidos por parte de la institución educativa y difundidos con claridad por la empresa aseguradora.

Las empresas que ofrecen estos seguros son vigiladas por la por la División Jurídica para Seguros y Capitalización de la Superintendencia Financiera de Colombia.

Los padres o acudientes no están obligados por ley a tomar estos seguros. Sin embargo, es muy frecuente que sí lo hagan como una medida de prevención y de precaución frente a las eventualidades que puedan presentarse y afectar sensiblemente el normal desarrollo del proceso educativo de sus hijos durante su periodo de formación en los niveles de básica y media.

De igual forma, cuando las condiciones económicas de una familia cambien, ya sea por situaciones imprevistas como la pérdida del empleo, la muerte de algunos de los padres o la quiebra de la empresa familiar, los seguros estudiantiles son una forma eficaz para garantizar el estudio de los hijos.

Cubrimiento de saludo en los colegios

Es una práctica generalizada que las instituciones privadas de educación, en el momento en que se realiza la matrícula de los estudiantes, soliciten la afiliación de los padres al plan obligatorio de salud establecido por el sistema de seguridad social en Colombia, señalando la correspondiente Entidad Promotora de Salud -EPS-, a la que se encuentran adscritos. De esta forma, el colegio se asegura de que los estudiantes tengan cubrimiento en salud, dando cumplimiento a lo establecido en el artículo 100 de la Ley 115 de 1994, el cual se estableció antes de que se hiciera obligatoria la cobertura en salud para todos los colombianos.

Adicionalmente, de forma voluntaria, los padres pueden tomar un seguro colectivo que ampara el estado físico de los estudiantes en el caso de un accidente, con el que se protege a los estudiantes frente a las eventualidades que puedan presentarse durante su desarrollo y formación. Este puede cobrarse como otros cobros periódicos.

Por otra parte, la regulación nacional sobre riesgos profesionales contempla también la cobertura del mismo estudiantes, en accidentes relacionados con sus estudios (artículo 14, Decreto ley 1295 de 1994).

Este Sitio

Bienvenido a este sitio web, creado para la comunidad educativa de colegios y jardines privados de Colombia, abierto igualmente a la de otros países, del sector oficial y de la...

Ver más