Un mundo de Competencias: ¿Qué son?

En el marco de la Política de Mejoramiento de la Calidad de la Educación, el Ministerio de Educación Nacional reconoce la importancia de trabajar desde la perspectiva de competencias, en razón a que las prácticas y lenguajes en la educación formal requieren una intención bien definida y conciente para incidir en la manera como las y los estudiantes abordan, construyen y aplican el conocimiento, posicionando por esta vía la necesidad de concertar una mirada educativa que tienda a lo integral y lo universal.

Desde esta mirada, la noción de competencias se compromete no sólo con el saber sino con el saber hacer, favoreciendo el uso de los conocimientos de manera flexible para que las personas logren aplicarlos en situaciones distintas de aquellas en las que los aprendieron. Para acarar esto, cabe preguntarnos:

¿Qué son las competencias?

Una noción amplia de competencia permite reconocerlas como: los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, que desarrollan las personas y que les permiten comprender, interactuar y transformar el mundo en el que viven.

El informe La Educación Encierra un Tesoro, de la UNESCO, define como competencias generales que debe alcanzar el sistema educativo:

  • Aprender a conocer
  • Aprender a hacer
  • Aprender a vivir juntos y aprender a vivir con los demás
  • Aprender a ser.

El Ministerio de Educación Nacional, en una noción más operativa, define las competencias como:

"Conocimientos, habilidades, actitudes, comprensiones y disposiciones cognitivas, socio afectivas y psicomotoras apropiadamente relacionadas entre sí, para facilitar el desempeño flexible, eficaz y con sentido de una actividad en contextos relativamente nuevos y retadores". (Guía No.3, página 49.MEN, 2006).

¿Por qué competencias básicas?

El desafío que representa el trabajo por competencias, pone en acción el conocimiento, y conlleva pensar el camino para hacerse competente, de modo que las personas tengan la oportunidad de construir productos, en una relación dinámica con lo que saben, y pueden aprender y hacer para verificar lo aprendido. En este sentido, los programas y pruebas para el desarrollo y la medición de las competencias básicas de los niños, niñas y adolescentes se orientan a las competencias matemáticas, científicas, comunicativas y ciudadanas. Estas competencias básicas actúan como el fundamento de posteriores aprendizajes a lo largo de la vida al ser aplicables en diversas situaciones y contextos para resolver distintos tipos de problemas y llevar a cabo tareas y objetivos variados.

Al hablar de competencias básicas se habla de lo central, necesario y fundamental en relación con la enseñanza y el aprendizaje escolar y en este sentido se los califica como básicos. No se refiere a criterios mínimos, pues no se refieren a un límite inferior o promedio. Expresan una situación esperada, un criterio de calidad que rodos deben alcanzar. Son retadores pero no inalcanzables, exigentes pero razonables.

Conozcamos las competencias básicas

Cuando hablamos de competencias matemáticas nos referimos a un saber hacer flexible que relaciona conocimientos matemáticos, habilidades, valores y actitudes que permite formular, resolver problemas, modelar, comunicar, razonar, comparar y ejercitar procedimientos para facilitar el desempeño flexible, eficaz y con sentido en un contexto determinado.

Si desea ampliar la información puede consultar los Estándares básicos de competencias en matemáticas y los Lineamientos curriculares en matemáticas.

Por su parte, las competencias científicas hacen referencia a la posibilidad que tienen los niños, niñas y jóvenes de utilizar el conjunto de conocimientos y la metodología que se aborda desde el pensamiento científico, para plantear preguntas, recorrer diversas rutas de indagación, analizar y contrastar diversas fuentes de información y construir conclusiones basadas en la relación que establecen con su entorno. Desarrollar competencias científicas entraña comprender los cambios causados por la actividad humana, reconocer puntos de vista divergentes, sustentar sus argumentos y asumir su rol como ciudadano desde una perspectiva ética y política.

Si desea ampliar la información puede consultar los Estándares básicos de competencias en Ciencias. Documento Nº 3. y los Lineamientos curriculares en Ciencias Naturales y Educación Ambiental y los Lineamientos curriculares en Ciencias sociales.

En el caso de las competencias comunicativas podemos acudir a la definición de Carlos Lomas, quien afirma que estas son el conjunto de procesos y conocimientos de diverso tipo- lingüísticos, sociolingüísticos, estratégicos y discursivos- que el hablante/ oyente, lector/ escritor deberá poner en juego para producir y comprender discursos adecuados a la situación y al contexto de comunicación y al grado de formalización requerido. Al aprender a usar una lengua, no sólo aprendemos a construir frases gramaticalmente correctas sino también, y sobre todo, a saber qué decir, a quién, cuándo y como decirlo y qué y cuándo callar.

Si desea ampliar la información puede consultar los Estándares básicos de competencias en Lenguaje y los Estándares Básicos en Lengua Extranjera Parte 1. y los Estándares Básicos en Lengua Extranjera Parte 2. Los Lineamientos curriculares en Lengua Castellana. y los lineamientos curriculares en Idiomas Extranjeros .

Para completar el panorama de las competencias básicas, debemos hablar de las competencias ciudadanas, que representan las habilidades y los conocimientos necesarios para construir convivencia y participación democráticas. Una formación para la ciudadanía brinda al sujeto una serie de herramientas para que afronte las situaciones de la vida cotidiana de manera conciente, en el respeto, la defensa y la promoción de los derechos fundamentales, relacionándolos con las situaciones en las que éstos pueden ser vulnerados, tanto por las propias acciones, como por las acciones de otros.

Si desea ampliar la información puede consultar los Estándares básicos de competencias ciudadanas, Guía Nº 6, ¡Formar para la ciudadanía...sí es posible! Lo que necesitamos saber y saber hacer y los Lineamientos crriculares en Educación Ética y Valores Humanos.