Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Usted está en:
Mundos de Aprendizaje > Destacado de artículos
Importancia del uso de nuevas tecnologías
Tecnología y matemáticas
La incorporación de nuevas tecnologías a la educación matemática actual enriquece los ambientes de aprendizaje de los alumnos, la transformación de las prácticas educativas y de las estructuras curriculares.

En la actualidad hay avances significativos tanto en el desarrollo tecnológico como en el desarrollo de la matemática, algunos de los cuales, en este último caso, obedecen a la contribución de la tecnología en la investigación y en las aplicaciones matemáticas. Estos cambios afectan decisiones tales como qué enseñar y cómo enseñar y proporcionar conocimientos sobre cómo aprenden los estudiantes.Los desarrollos iniciados en la década de los setenta abrieron posibilidades inéditas al empleo de las nuevas tecnologías. En particular, las tecnologías computacionales impactaron desde entonces el campo de la educación. Primero las calculadoras científicas y los recursos audiovisuales y, posteriormente, los demás instrumentos tecnológicos y computacionales, ahora potenciados con recursos interactivos y de comunicación, han ido señalando caminos y estrategias para abordar la articulación de las nuevas tecnologías al currículo de matemáticas.

Las nuevas tecnologías han cambiado profundamente el mundo de las matemáticas. No sólo han afectado el tipo de matemáticas que es importante sino también al modo en que éstas se hacen. Este hecho tiene consecuencias importantes en el currículo de matemáticas que exigen un reajuste de las matemáticas escolares.

Hasta hace muy poco tiempo, las matemáticas escolares han sido un reflejo del conocimiento matemático generado dentro de una tradición: la tradición del papel y el lápiz.


Las estimaciones muestran que alrededor del 85% del currículo tradicional de matemáticas consiste en la realización de cálculos con papel y lápiz. Expertos afirman que estos cálculos incluyen procesos analíticos y algebraicos que requieren la aplicación, casi exclusiva, de habilidades cognitivas que no involucran procesos superiores de abstracción, generalización, diseño de estrategias de resolución de problemas, etc. En consecuencia, ha sido frecuente escuchar que las habilidades matemáticas escolares tienen que ver con la habilidad de realizar cálculos rutinarios, que en realidad no pueden traducirse en un genuino pensamiento matemático. Este es el tipo de función cognitiva que puede trasladarse a las nuevas tecnologías: debido a que las expresiones matemáticas que se tienen en un instrumento electrónico son procesables (el cálculo de una raíz cuadrada, la factorización de un polinomio etc), entonces pueden diseñarse estrategias didácticas que tomen en cuenta estos servicios cognitivos que prestan las nuevas tecnologías. El estudiante podrá concentrar sus esfuerzos en la interpretación de los resultados, el diseño de estrategias de resolución de problemas y la creación de soluciones novedosas a los mismos.

Se hace necesario entonces una reformulación de lo que se enseña, del cómo y del para qué y, de acuerdo con varios autores, aparecerán en escena nuevas necesidades de preparación matemática que tendrán que ser atendidas desde la educación básica y media. Es decir, pueden anticiparse movimientos importantes en el campo del diseño y desarrollo curriculares, así como en la aplicación de nuevos métodos de enseñanza y uso de herramientas de aprendizaje.

El impacto de las tecnologías computacionales en la educación matemática se está dando entre otros, en el aprendizaje de los alumnos, en la transformación de las prácticas educativas de los docentes y en la transformación de las estructuras curriculares.

[arriba]

La presencia de los instrumentos computacionales puede re-organizar todo el funcionamiento cognitivo. Al introducir las calculadoras en la actividad de los estudiantes, se termina produciendo una nueva actividad matemática que, a su vez, genere una re-organización del conocimiento de los estudiantes. Por ejemplo, puede contribuir al re-diseño de las estrategias de resolución de problemas y a la re-conceptualización mediante la sustitución de un sistema de representación. Un estudiante dotado de una calculadora graficadora, por ejemplo, tiene el potencial de desarrollar nuevos métodos, nuevas estrategias de graficación, sacando partido de las capacidades de procesamiento de graficación de su calculadora. Los estudiantes pueden desarrollar estrategias de graficación incorporando la tabla de valores que suministra la calculadora, como parte estructural de la función.

La sinergia que puede entonces ponerse en marcha, capacitaría al estudiante para trabajar a un nivel de complejidad matemática que puede ser totalmenteinalcanzable sin dicha tecnología.

[arriba]

Estos instrumentos tienen el potencial de modificar nuestros enfoques de enseñanza, hacen viable que la exploración pueda incorporarse de manera central en las actividades matemáticas de los estudiantes.

Sin duda, puede lograrse una convergencia entre actividades de exploración y actividades de sistematización que son propias, estas últimas, de los medios de expresión con altas dosis de formalización. Exploración y sistematicidad, rasgos definitorios de la actividad matemática, se encuentran posibilitados en los instrumentos computacionales.

Los resultados de la investigación señalan que el impacto de la tecnología en la educación matemática es de carácter intrínsecamente cognitivo ya que la tecnología se convierte en un nuevo ambiente para trabajar representaciones formales de objetos y relaciones matemáticas. A diferencia de otros ambientes de aprendizaje, el recurso tecnológico proporciona de manera inmediata, una retroalimentación de las acciones de un estudiante en el mismo sistema de representación en el que está trabajando permitiéndole su mirada como un fenómeno matemático, y facilitando de esta manera, una amplia y directa experiencia matemática.

[arriba]

Un entorno computacional, puede servir para lograr las modificaciones deseadas en relación a las concepciones matemáticas de los estudiantes y de los profesores, en particular cómo se puede modificar la concepción del currículo y por consiguiente la practica curricular.

La introducción de nuevas tecnologías en la enseñanza de las matemáticas no trae de manera automática cambios en el currículo. Estas introducen en el sistema educativo nuevas tensiones que obligan a una reconceptualización del mismo, a fin de encontrar un nuevo punto de equilibrio, en el cual, las herramientas tecnológicas e informáticas toman lugar con toda su potencialidad. Esto implica que los cambios curriculares sean el resultado de un proceso paulatino de endogenización de las nuevas tecnologías en la cultura escolar. El proceso de asimilación de estos cambios por parte de los maestros es lento y pasa necesariamente por una etapa de simple adopción y luego paulatinamente a una transformación de sus prácticas de enseñanza y evaluación.

Información complementaria:

Red de matemáticas Tecnomat

Fundamentación cognitiva del currículo

[arriba]
Experiencia colombiana
Uso didáctico
Educación matemática, Nuevas tecnologías computacionales, aprendizaje, prácticas educativas, estructuras curriculares, matemáticas escolares.
¿Cómo Navegar?Condiciones de usoMapa del SitioQuiénes SomosContáctenos
Punto de Encuentro
Proyectos Colaborativos
Redes de Aprendizaje
Docentes publican
Foro
Chat
Centro de Recursos
Mediateca
Objetos de aprendizaje
Experiencias Significativas
Proyectos Colaborativos
Sitios Educativos
Textos Escolares
Edusitios
Buscando Carrera
Buscando Colegio
Concurso de cuento
Educación artística
Educación Rural
Evaluar es valorar
Expediciones Botánicas
Gestion Educativa
Historia Hoy
Inglés para todos
Mil Maneras De Leer
Mundos de Aprendizaje
Mutis 200 años
Planes de Mejoramiento
Sexualidad y ciudadania
TemáTICas para Directivos
Tv Educativa
Pruebas Saber
Pruebas ICFES
Herramientas
Correo Electrónico
Disco Duro
Traductor
Calculadora
Referencia
Bibliotecas Digitales
Enciclopedias Digitales
Diccionarios