Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Usted está en:

En la foto, los hermanos Laura y Andrés Prada


En la foto, los hermanos Andrea, Claudia y Fernando Ayala.


En la foto, los hermanos Diana y Andrés Felipe.

Amor fraterno
Los hermanos y hermanas, rivales y confidentes, enemigos y cómplices. La relación entre hermanos es una de las más fuertes que se teje en el desarrollo y crecimiento de los seres humanos. A ésta dedicamos este informe en el Mes del Amor y la Amistad.

Hablar de las relaciones entre hermanos es tan complejo como pensar en por qué cuando pequeños logramos sentir verdadero rencor contra nuestro hermano o hermana cuando nos delató ante nuestros padres por una "pilatuna"; o por qué sentimos tanta confianza y complicidad con alguno de ellos.

Las relaciones entre hermanos, en palabras de los psicólogos, "frecuentemente se encuentran entre las más profundas y gratificantes de la vida, aunque pasen por momentos difíciles". 1

Según los expertos esta "es una de las relaciones íntimas más duraderas y constantes formadas por seres humanos, pues duran más que la mayoría de las amistades y van más allá de la muerte de los padres y de la formación de parejas, ampliando durante la edad adulta una historia compartida, profundamente arraigada en la niñez". 2

Así lo describe Andrés Prada, de 31 años, al hhablar de la relación con su hermana. "Sólo podría decir que mi hermana y yo somos cómplices, que por un gran azar nacimos bajo el mismo techo. Es difícil encontrar cómplices en la vida. Somos héroe y heroína. Aunque nos gastamos nuestro genio, y en ocasiones chocamos, siempre queda entre los dos un enorme cariño. Nunca quedamos peleados de un día para otro porque simplemente no podemos dormir", dice.

Sin embargo, para todos no es color de rosa. Las peleas de pequeños con los hermanos, tan frecuentes y comunes, si no son asimiladas como tal, suelen desembocar en grandes heridas que perduran por el resto de la vida.

Es así como vemos familias fragmentandas en la que los hermanos o hermanas no pueden estar en una misma reunión familiar y en casos extremos, no soportan escuchar hablar el uno del otro.

Esta rivalidad se expresa por varios factores, entre ellos la incompatibilidad de caracteres, los problemas familiares donde cada uno asume una posición y los celos por la preferencia de los padres con uno de sus hijos, etc.

Según la psicóloga Dennys Castro Martínez, "no siempre los padres se ocupan de un adecuado manejo de los celos entre hermanos y resulta vital hacerlo, pues de la forma como se enfrente esta situación, dependerá la fraternidad que se establezca entre ellos".

[arriba]

Julie Hyman, en su conferencia "Hermanos especiales, relaciones especiales" 3 , habla de las etapas de las relaciones fraternas, desde la primera infancia hasta la vejez.

En esta clasificación, Hyman señala que las relaciones entre hermanos desde muy temprana edad están marcadas por el compañerismo, al compartir sus juguetes, pasando por la amistad, al confiarse sus intimidades en la adolescencia, hasta la compañía y confianza en una edad adulta.

Para Patricia Villanueva, de 34 años, quien tiene dos hermanos (una mujer menor y un hombre mayor) la relación con sus hermanos le permite saber que no está sola. Sin embargo, confiesa que es su hermano, el hombre, el que más la ha hecho llorar en toda la vida, "desde niños, cuando jugábamos, hasta hoy que somos adultos".

[arriba]

En palabras de la psicóloga Dennys Castro, cuando la vinculación entre los hermanos se construye sobre cimientos fuertes desde el embarazo y durante los primeros años de vida, el amor se vuelve incondicional e indestructible.

Este amor entre hermanos es seguro de sí mismo, es decir, que no siente culpa al controvertir, contradecir o criticar porque está convencido de que esto hace parte de la dimensión humana del afecto.

Tampoco le asusta el distanciamiento físico o los descuidos transitorios porque entiende que el amor, como dice el poeta, es un acto de voluntad, de entrega y de abandono.

En definitiva, un amor fraternal es aquel que se vivencia y se conduce como el más humano de los afectos.

____________________________________________

1 Talaris Research Institute. http://www.talaris.org/spotlight_sibling_sp.htm

2 Patrician Irwin Johnston. Tomado de Postadopción.org. http://www.postadopcion.org/pdfs/AdpHermanos.pdf

3 Hermanos especiales, relaciones especiales. Conferencia 1999 Julie Hyman , MSW. Tomado de http://www.angel-man.com/hermanos_especiales.htm

¿Cómo Navegar?Condiciones de usoMapa del SitioQuiénes SomosContáctenos
Punto de encuentro
Colabora
Redes de Aprendizaje
Foro
Chat
Centro de Recursos
Mediateca
Objetos virtuales de aprendizaje
Proyectos Colaborativos
Sitios Educativos
Edusitios
Atlas afrocolombiano
Buscando Carrera
Buscando Colegio
Concurso de cuento
Educación Artística
Educación Rural
Historia Hoy
Mundos de Aprendizaje
Mil Maneras de Leer
Primera infancia
Sexualidad y ciudadania
Sistema Nacional de Información Cultural - SINIC
TV Educativa
Herramientas
Correo Electrónico
Disco Duro
Traductor
Calculadora
Club de Tareas
Material de Referencia
Bibliotecas Digitales
Enciclopedias Digitales
Diccionarios