Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Usted está en:
Burlas en la escuela
¿Cómo podemos enseñarle a nuestros hijos a enfrentar y superar las burlas? ¿Hasta dónde debemos intervenir? ¿Cuál es el impacto que las burlas pueden llegar a tener en su autoestima, en el rendimiento escolar y en la vida social? Los expertos coiciden que aprender a controlar las respuestas y las reacciones hacen la burla más manejable. Encuentra aquí claves para ayudar a tus hijos.

Cuando los niños tienen problemas de relación con los compañeros de clases, cuando además los roces se prolongan demasiado, la autoestima, la seguridad en sí mismos y la confianzapueden verse afectadas. Sin embargo ésta es, tal a vez, una oportunidad para que, sí logra solucionar el conflicto, el niño se fortalezca.

Es fundamental que le enseñemos a nuestros hijos a defenderse. Esto no significa que lo hagamos por él: lo que sólo agrava la situación.

Entre los nueve y diez años los niños suelen ser un poco crueles. Generalmente, los "blancos" de las burlas -que suelen ser una forma de llamar la atención- son aquellos niños que no contestan, que no saben cómo defenderse o reaccionar. Esto provoca satisfacción en el resto. Les divierte ver cómo el otro permanece en silencio o se ofusca.

Comprensión de la situación
Cambio de foco


Es importante primero, mostrarle que quien necesita burlarse de otros tiene una gran inseguridad o que aún no aprende a relacionarse con los demás de otro modo. Esto cambia la perspectiva del niño: el "burlón" pasa a ser una víctima y no alguien a quien temer, o frente a quien sentirse disminuído.

Cómo defenderse de la situación

Firmeza, indiferencia y risas

Los niños, cuando hacen bromas pesadas, buscan provocar una reacción: que el compañero burlado quede perplejo y no responda o que se enoje. Un niño burlón no lo es frente a alguien que reacciona firme o bien que es indiferente frente a la burla. Esta es una de las estrategias fundamentales. Debemos enseñar a nuestro hijo a mostrar una respuesta firme oser indiferente frente a las burlas. También sirve mucho aprender a reírse de las situaciones, haciéndolas menos graves de lo que aparentan.

Juego de roles

Podemos, además, ensayar en casa distintos modos de reaccionar. Se trata de una representación de la situación problema para ir construyendo soluciones viables en conjunto y entrenándose para que al niño cada vez le afecten menos las burlas. No es una solución mágica; sin embargo paulatinamente el niño irá aprendiendo a reaccionar más positivamente frente a las bromas.


El colegio: un aliado

Finalmente, es importante que los padres podamos -sepamos- pedir ayuda al colegio para que allí nos orienten y, principalmente, para poner al tanto a los profesores de lo que está sucediendo. Debemos trabajar junto a ellos para que puedan modular las relaciones hacia un respeto mutuo entre compañeros.

burlas;socialización;escuela;familia;autoestima;amistad;intimidación;
¿Cómo Navegar?Condiciones de usoMapa del SitioQuiénes SomosContáctenos
Punto de encuentro
Colabora
Redes de Aprendizaje
Foro
Chat
Centro de Recursos
Mediateca
Objetos virtuales de aprendizaje
Proyectos Colaborativos
Sitios Educativos
Edusitios
Atlas afrocolombiano
Buscando Carrera
Buscando Colegio
Concurso de cuento
Educación Artística
Educación Rural
Historia Hoy
Mundos de Aprendizaje
Mil Maneras de Leer
Primera infancia
Sexualidad y ciudadania
Sistema Nacional de Información Cultural - SINIC
TV Educativa
Herramientas
Correo Electrónico
Disco Duro
Traductor
Calculadora
Club de Tareas
Material de Referencia
Bibliotecas Digitales
Enciclopedias Digitales
Diccionarios