Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Galileo Galilei: padre de la ciencia moderna (1564-1642)

Galileo nació el 15 de febrero de 1564 en Pisa, reino de Toscaza, actualmente Italia. Vivió en una familia de siete hijos, con un padre que era un talentoso músico y un hombre de considerable cultura. A temprana edad, Galileo prometía mucho tanto mental como manualmente. Tenía diecisiete años cuando ingresó a la Universidad de Pisa, donde se especializó en medicina y estudió también matemáticas y ciencias físicas.


Como dato interesante, podemos anotar que Galileo, desprovisto de relojes para efectuar sus mediciones, recurrió a sus propias pulsaciones cardiacas. Antes de Galileo, el método experimental era casi desconocido.

Posteriormente, inventó un péndulo que se podía sincronizar con el pulso humano y que registraba las pulsaciones. Así, los médicos, de aquel tiempo, podían medir con exactitud el pulso de los pacientes.

También publicó en 1590 un tratado sobre el movimiento, en el cual relata sus descubrimientos sobre el plano inclinado, y en el que también declara su oposición a la teoría aristotélica del movimiento de proyectiles. La física de Aristóteles teorizaba sin experimentación, y sustentaba que: "cuanto más pesado es un cuerpo, mayor es la velocidad con que cae", o sea, " la velocidad de un cuerpo es proporcional a su peso; cuerpos más pesados caerían más rápido que los más livianos".

Sin embargo, al probar la tesis de Aristóteles con sus propias experimentaciones, concluyó que los objetos de pesos desiguales caen a la misma velocidad. Si una bala de cañón cae más rápido que la hoja de un árbol, se debe a la fricción del aire; más si se soltara a la vez una bala de cañón y una hoja de árbol en el vacío, caerían a la misma velocidad.

Para demostrarlo, Galileo subió al último piso de la torre inclinada de Pisa, reunido con los pensadores más ilustres de la facultad y soltó al mismo tiempo dos balas de cañón de distintos tamaños; ambas balas tocaron el suelo al mismo tiempo. Aún así, los sabios que le acompañaban prefirieron creer que Galileo los quería engañar con trucos, y siguieron aferrados a lo que decían los libros.

Galileo continuó sus experiencias, no solo con cuerpos que dejaba caer, sino deslizándolos en planos inclinados. Así notó que la velocidad de todos los cuerpos aumenta en intervalos de tiempo sucesivos, y que este aumento de la velocidad es uniforme para todos, independiente del peso.

Galileo fue el fundador de la ciencia de los cuerpos en movimiento, a la cual se le da el nombre de dinámica, y entre las leyes fundamentales que descubrió está la de la inercia, que explica la tendencia de todo cuerpo en reposo a permanecer en reposo, y de todo cuerpo en movimiento, a seguir moviéndose.

En 1609 se supo que en Holanda, un señor llamado Hans Lippershey , que trabajaba como pulidor de lentes, descubrió que la unión de dos lentes dentro de un tubo, separados treinta centímetros uno del otro, permitía observar objetos a gran distancia, que parecían aumentar de tamaño, como si estuviesen más próximos.

El gobierno holandés al tomar conocimiento de este descubrimiento quiso mantenerlo secreto para fines militares. A la edad de 46 años, en 1610, con la sucinta descripción de este aparato, Galileo inventó su propia versión combinando lentes cóncavos y convexos, volviéndolo más poderoso que el de Lippershey, y que llamaría telescopio.

En la noche memorable en que Galileo utilizó el telescopio para observar el firmamento, contempló un espectáculo que nunca hasta entonces había visto: la infinita bóveda celeste iluminada por astros sin fin suspensos en la inmensidad. Fue esa noche que nació la astronomía como ciencia, y como consecuencia, fue el origen de la ira por parte de la iglesia, por considerarlo en contra de las revelaciones sagradas.

Este hecho obligó a Galileo a guardar silencio por unos algunos años por la prohibición de discutir el sistema copernicano. Gracias a su avanzada edad no fue llevado a prisión pero se le condenó a un arresto domiciliario en su villa, en las afueras de Florencia hasta su muerte en 1642. Sus descubrimientos fueron publicados en el libro "Sidereus Nuntius" que significa "mensajero celeste", o "mensajero de las estrellas".

En 1581, al observar el lustre oscilando en la Catedral, constató que los períodos eran constantes y no dependían de la amplitud del movimiento. Para confirmar su descubrimiento, construyó dos péndulos iguales y los puso en movimiento, con amplitudes diferentes. Ambos se movieron con el mismo período, demostrando así que su observación era válida para cualquier péndulo.

[arriba]

Para conocer más sobre su historia haga clic aquí

Galileo;astronomía;personajes de la historia;ciencia;telescopio;movimiento
¿Cómo Navegar?Condiciones de UsoMapa del SitioQuiénes SomosContáctenos
Punto de Encuentro
Proyectos Colaborativos
Redes de Aprendizaje
Redes de aprendizaje
Docentes Publican
Foros
Chat
Centro de Recursos
Banco de Proyectos
Experiencias Significativas
Mediateca
Objetos de aprendizaje
Sitios Educativos
Edusitios
Atlas Afrocolombianos
Buscando Carrera
Buscando Colegio
Concurso de Cuento
Educación Artística
Educación Rural
Expediciones Botánicas
Gestión Educativa
Historia Hoy
Inglés para Todos
Mil Maneras de Leer
Mundos de Aprendizaje
Planes de Mejoramiento
Primera Infancia
TemáTICas para Directivos
TV Educativa
Sexualidad y Ciudadanía
Herramientas
Correo Electrónico
Disco Duro
Traductor
Calculadora
Material de Referencia
Bibliotecas Digitales
Enciclopedias Digitales
Diccionarios