Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Usted está en:
Colombiaaprende > Lo que otros hacen
"Volver a nacer"
En el centro de Bogotá funciona, desde 1994, una de las organizaciones más edificantes para el desarrollo social, la Fundación Vida Nueva.


Con varios proyectos en marcha su directora, Nohora Esperanza Cruz ha disminuido los índices de prostitución y pobreza en el país.

[arriba]


La Fundación Vida Nueva es una organización sin ánimo de lucro que mitiga las consecuencias de la violencia sufridas en nuestro país. El testimonio de Blanca Rodríguez es prueba de ello.

"Desde los seis años viví en el cartucho y era drogadicta, a los ocho me violaron, fui mamá desde los diez, mula a los doce, una vida en la que sólo recibí maltrato", cuenta Blanca Rodríguez, Secretaria General de la Fundación y primera mujer rehabilitada.

Después de una vida en la cual el sufrimiento estaba presente a diario conoció a "su madrina", Nohora Esperanza Cruz, directora de la Fundación Vida Nueva, quien logró revelarle el lado afectuoso de su existencia.

"Fui la primera mujer rehabilitada, ahora tengo cinco hijos, la mayor tiene 20 años y está terminando once y quiere ser novicia para ayudar a la gente pobre…"

"En pocas palabras, es como volver a nacer", afirma Blanca al hablar de su experiencia de vida y añade que espera poder seguir vinculada a esta estupenda institución para dar lo que un día ella recibió, la libertad.

[arriba]

"Llegó la mona", exclamaba eufórica una voz femenina que daba aviso a las impacientes mujeres quienes ansiosas esperaban la visita de un amable personaje en las ventanas del claustro de Las Hermana Oblatas. Era Nohora Esperanza Cruz quien desde 1988, cuando era profesora en el colegio Refus, comenzó a reunirse con mujeres desplazadas y prostituidas, víctimas de la guerra.

A través de celebraciones y enseñanzas sencillas de algunos oficios, Nohora brindaba una esperanza de vida.

Un año después el convento ya no pudo ser más el sitio de reuniones; los cabarets y los bares eran su nuevo punto de encuentro.

Para 1994 Nohora adquirió dos apartamentos, cuarto y quinto piso, en el barrio Teusaquillo de Bogotá en los que fundamento su creación: la Fundación Vida Nueva.


El sueño de poder educar a los hijos de aquellas mujeres se hizo realidad en 1996. En el colegio, donde por ahora se enseñan los niveles de preescolar y primaria hasta tercer grado, Las clases son una labor solidaria en la que unen esfuerzos licenciados en educación, psicólogos y trabajadores sociales; todos voluntarios.

El colegio es sólo uno de los programas que Nohora Esperanza Cruz lidera desde la dirección de La Fundación, el cual junto a talleres de formación técnica pretenden dar herramientas para afrontar la vida en un futuro de los niños y sus madres.


Junto al colegio la fundación maneja "La Casa Hogar", otra estrategia de mejoramiento y apoyo social cuyo principal objetivo es acoger a las personas que busquen un cambio radical en sus vidas, y durante dos años adoptan un nuevo estilo de vida. Es un periodo en el cual las madres se capacitan en oficios como procesamiento de alimentos, panadería, tapicería, entre otras, y se incentivan para crear su propia empresa. Las personas que decidan tomar la iniciativa reciben orientación empresarial de parte de alumnos de Administración de Empresas y Contaduría de último semestre de La universidad de La Salle.

El Banco Arquidiocesano de Alimentos de Bogotá y la Parroquia San Miguel Arcángel son quienes donan alimentos para las personas que se encuentran en rehabilitación en la Casa.

Tras dos años en La Casa Hogar, las familias son acogidas por el proyecto "Un techo para Colombia", un proyecto patrocinado por Movistar, Universidad de la salle, Aseguradora Solidaria de Colombia, Acción Internacional a través de la Cooperativa Emprender, Foundation Abbé Pierre. Este proyecto dona una casa prefabricada, elaborada por un voluntario, a cada familia. A través de este proyecto también se celebra la navidad y apadrina un niño para darle ropa y regalos.

El voz a voz, y los recorridos que las voluntarias del programa realizan, son los mecanismos más empleados por la Fundación para la difusión de los beneficios que brinda.

fundación;vida;nueva;bogotá;prostitución;pobreza;labor;magnifica;estupenda;educar;libertad;volver;nacer;casa;hogar;techo;colombia;nuevo;estilo
¿Cómo Navegar?Condiciones de UsoMapa del SitioQuiénes SomosContáctenos
Punto de Encuentro
Proyectos Colaborativos
Redes de Aprendizaje
Redes de aprendizaje
Docentes Publican
Foros
Chat
Centro de Recursos
Banco de Proyectos
Experiencias Significativas
Mediateca
Objetos de aprendizaje
Sitios Educativos
Edusitios
Atlas Afrocolombianos
Buscando Carrera
Buscando Colegio
CERES
Concurso de Cuento
Educación Artística
Educación Rural
Expediciones Botánicas
Gestión Educativa
Historia Hoy
Inglés para Todos
Mil Maneras de Leer
Mundos de Aprendizaje
Planes de Mejoramiento
Primera Infancia
TemáTICas para Directivos
Herramientas
Correo Electrónico
Disco Duro
Traductor
Calculadora
Material de Referencia
Bibliotecas Digitales
Enciclopedias Digitales
Diccionarios