Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Impacto de la confianza en la comunidad escolar

Dos sociólogos de la Universidad de Chicago descubrieron la importancia de la confianza entre los actores de la comunidad escolar y su impacto en el rendimiento escolar.




Dos investigadores de Estados Unidos creen que han encontrado el componente faltante que podría mejorar el rendimiento escolar: un fuerte vínculo de confianza entre los miembros de la comunidad escolar.

En el libro Trust in Schools: A Core Resourse for Improvement, los académicos Anthony Bryk y Barbara Schneider de la Universidad de Chicago, enfatizan su apoyo para mejorar la calidad de la instrucción y la gobernabilidad en educación. Pero argumentan que sin relaciones de confianza entre profesores, directores, apoderados y estudiantes, estos esfuerzos pueden fracasar.

Los autores sostienen que la confianza es un elemento esencial, tanto para los esfuerzos del Estado que enfatizan la importancia de los incentivos para mejorar las prácticas, como para las reformas educacionales que aspiran a profundizar las capacidades técnicas de los profesores.

No son los primeros investigadores que han estudiado el impacto que las relaciones positivas pueden tener en la vida académica de un colegio. Pero, Bryk, profesor de sociología y educación urbana, y Schneider, profesora de sociología y desarrollo humano, profundizan el análisis al proveer datos que correlacionan los niveles de confianza de un colegio con el mejoramiento del rendimiento escolar.

"Desde una perspectiva política", escriben los autores, "siempre necesitamos preguntarnos si una iniciativa nueva va a fomentar la confianza en la comunidad escolar o si la va a socavar."

Para construir su argumento, Bryk y Schneider se refieren a la literatura sobre confianza social, que incluye el trabajo clásico de Robert Putnam (Harvard) y Francis Fukuyama (Johns Hopkins) sobre la base de instituciones democráticas efectivas. Putnam muestra que cuando los ciudadanos no desarrrollan confianza entre ellos, se involucran menos en la sociedad y el país pierde el capital social que es esencial para la resolución de problemas.

Bryk y Schneider también examinaron la teoría de grupos, la cual explora las maneras que los vínculos sociales pueden contribuir a las identidades de las personas y motivar sus acciones.

Los investigadores de la Universidad de Chicago identifican distintos tipos de confianza: los que dependen de obligaciones en un contrato y creencias en la autoridad moral de una institución, como una escuela religiosa. El tipo de confianza que investigan en los colegios en su estudio lo llaman "confianza relacional", una dinámica donde grupos dependen uno al otro y de una visión compartida para lograr el éxito.

Bryk y Schneider analizan cómo la confianza puede funcionar en colegios en la ciudad de Chicago al revisar entrevistas que realizaron durante tres años de trabajo en terreno. También utilizaron encuestas a profesores, que fueron administradas en 1991, 1994 y 1997, combinadas con otros datos de rendimiento.

Ellos sugieren que hay cuatro señales para identificar y evaluar la confianza en los colegios: respeto, capacidad, consideración personal e integridad. Byrk y Schneider estudiaron la confianza a través de tres lentes: la relación director-profesor, la confianza profesor-profesor, y los vínculos entre educadores y apoderados, quienes también representan a sus hijos. Los investigadores de la Universidad de Chicago encontraron que los profesores y directores que tenían confianza en el otro y en los padres, muestran señales más fuertes y consistentes de los cuatro.

Bryk y Schneider compararon el rendimiento de colegios con altos niveles de confianza con los que tenían relaciones menos fuertes. Encontraron una correlación fuerte entre colegios con rendimiento alto y los con altos niveles de confianza. Su estudio muestra también que los colegios con fuertes vínculos de confianza tenían tres veces más posibilidades de mejorar su rendimiento en matemáticas y lenguaje que los colegios con bajos niveles de confianza.

Los investigadores reconocen que los colegios con altos niveles de pobreza, segregación racial y movilidad de alumnos tenían menos posibilidades de mejorar su rendimiento que otros colegios, pero, según los autores, sigue una correlación fuerte entre confianza y rendimiento escolar después de controlar estos factores.

Según Bryk y Schneider, los sistemas de gestión en colegios y municipalidades pueden mejorar o socovar la confianza. Por ejemplo, el poder que un director tiene para elegir los docentes, en vez de ser obligados a aceptar los profesores que les manda la municipalidad, es sumamente importante para su habilidad de armar un equipo dedicado a la visión del establecimiento. Por otro lado, si el director no tiene facultad de despedir profesores incompetentes, puede empeorar la confianza del cuerpo docente y su fe en que puede lograr su misión.

Los autores también argumentan que la práctica de asignar profesores a los mejores colegios basado en años de experiencia en vez de sus habilidades puede, también, empeorar el ambiente escolar.

Otras condiciones institucionales también ayudan a fomentar la confianza. Por ejemplo, reducir la movilidad de los alumnos ayuda a mejorar las relaciones entre el colegio y los apoderados. La asociación voluntaria también es un factor importante. Directores, profesores, apoderados y alumnos que eligen su colegio tienen más probabilidad de tener un actitud positiva y confianza en su comunidad escolar.

El tamaño del colegio también es importante. Los investigadores encontraron que los vínculos entre profesores, directores, apoderados y alumnos son más faciles de construir en colegios de 350 o menos alumnos.

Según los investigadores, la confianza en el colegio reduce el sentido de vulnerabilidad que viene con el riesgo de cambio y facilita la toma de decisiones necesarias. También ayuda a los profesores y directores a rendir bien sin un monitoreo intensivo.

En resumen, las buenas relaciones y la confianza no compensan una mala instrucción, profesores mal preparados o mala infraestructura. Sin embargo, según los investigadores de la Universidad de Chicago, las reformas corren el riesgo de fracasar si ignoran la importancia de la interacción entre profesores, directores, apoderados y alumnos.





Ver primer capítulo del libro de Bryk y Schneider (en inglés) (formato PDF).

Ver artículo clásico de Putnam sobre capital social y confianza (en inglés).

Ver publicaciones de Fukuyama sobre confianza (en inglés).

Ver artículo de un profesor de Dartmouth sobre cómo colegios locales fomentan el capital social y la ciudadanía (en inglés) (formato PDF).

comunidad;escolar;rendimiento escolar;rendimiento;confianza
¿Como Navegar?Condiciones de usoMapa del SitioQuiénes SomosContáctenos
Redes de aprendizaje
Punto de Encuentro
Chat
Foros
Proyectos Colaborativos
Centro de Recursos
Mediateca
Objetos virtuales de aprendizaje
Proyectos Colaborativos
Sitios Educativos
Mutis
Edusitios
CERES
Expediciones Botánicas
Historia hoy
Observatorio Laboral
Técnica y Tecnológica
Herramientas
Calculadora
Correo Electrónico
Disco Duro
Ingreso
Traductor
Material de Referencia
Bases de Datos
Bibliotecas Digitales
Diccionarios
Enciclopedias Digitales
Material de Consulta
Revistas Digitales