Docentes y Directivos de BásicaEstudiantes básicaFamilia y ComunidadInvestigadoresEstudiantes SuperiorDocentes y Directivos de Superior
Historia de la prensa

El ser humano, desde sus orígenes, ha sentido la necesidad de comunicarse y por eso empezó dibujando. Estos dibujos se tornaron en letras con el paso del tiempo.

Las primeras publicaciones surgieron en Mesopotamia en forma de pictogramas - que a su vez surgieron de las pinturas rupestres -.

En cuanto a los primeros documentos escritos que se conservan son atribuidos a los sumerios y son anteriores al 3000 a.C. Eran básicamente contratos que se celebraban entre los ciudadanos, registros sociales, decretos públicos.

Luego, con los griegos, la escritura se tornó más abstracta: ya no eran dibujos que representaban al pie, al pájaro, sino que eran signos fonéticos. Así empezaron a escribirse los primeros relatos de la historia, muchos considerados como los primeros antecedentes del reporterismo actual. Los primeros textos escritos no usaban puntuación, ni separación entre palabras, frases ni párrafos.

En el siglo III a. C. en Roma se dio la Crónica Oficial, derivaciones del Calendario y la Acta diurna, Populi Romani, en las que participaron Cicerón, Plinio, Tácito, etc... Estas recogían información de convictos famosos, defunciones y nacimientos, listas de procesados, y sobre todo, el relato de los éxitos bélicos.

Ya en el Renacimiento se manejaban cuatro tipos de documentos: las crónicas, narraciones históricas, propagandísticas e institucionales usadas para comunicar cualquier asunto relacionado con los negocios que terminaron dando información política y militar; los almanaques que incluían predicciones astrales, avances del tiempo y consejos, una forma bastante particular de culturizar a las amplias capas analfabetas de la población.

Los avvisi surgieron en los focos comerciales italianos y se extendieron por toda Europa con diferentes nombres. Eran unos folios plegados con noticias relacionadas con el tráfico de mercancías, precios y sucesos curiosos. Salían una vez por semana y su precio era una moneda conocida como gazzetta , que al final terminó dándole el nombre a los pasquines que surgieron en varios países europeos y americanos. Las gacetas son el mejor ejemplo de "noticias manuscritas".

El éxito de los avvisi conllevó a que los copistas investigaran métodos de impresión más eficaces porque no daban abasto a la demanda.

Johann Gensfleich zum Gutenberg fue uno de esos investigadores. Inventó la imprenta con tipos móviles, tan perfeccionada que no se modificó hasta el siglo XVIII. Desde entonces, las noticias manuscritas pasaron a ser noticias impresas. Al comienzo eran hojas volátiles llamadas "Newe Zeitung" sin cabecera ni anuncios, y que trataban un único tema. Se vendían en las librerías y en puestos ambulantes.

Estas hojas informativas tenían gran aceptación por parte del público y eran por ende, un medio influyente por lo que los gobernantes comenzaron a prohibir su distribución y crear publicaciones oficiales para evitar críticas a sus gobiernos. Así, nacieron las primeras gacetas semanales en el siglo XVII.

El nacimiento de las primeras publicaciones periódicas semanales fue similar en toda Europa, salvo en el caso de Gran Bretaña que fue pionera en establecer la censura.

Se produjo un gran auge periodístico con sus manifestaciones políticas, sobretodo en Francia e Italia. La clase política es consciente del enorme potencial de los medios impresos y su influencia en la opinión pública y por esta razón, Napoleón mantuvo un gran interés por el control de la prensa.

A lo largo del siglo XIX una serie de factores influyeron en el desarrollo de la prensa:

a) La aceptación progresiva del constitucionalismo

b) La Revolución Industrial, que provoca el fenómeno de la urbanización, lo que implica la aparición de la prensa obrera, y

c) El desarrollo de la enseñanza: la progresiva alfabetización hace que se demanden más noticias.

En la "Edad de Oro" de la prensa europea (1870 - 1914), la libertad de prensa facilitó la aparición de centenares de cabeceras que se clasifican como:

Prensa de élite: Le Journal des Débats, Le Figaro, el Le Temps o el Frankfurter Zeitung Allgemeine.
Prensa especializada: Il Sole, primer diario económico y comercial de Italia
Prensa política: L'Humanité; y
Prensa de masas: Le Petit Journal, Le Petit Parisien, Le Matin y Le Journal, con tiradas millonarias en Francia y en Italia.

Así se crearon grandes grupos de prensa, durante el último siglo, controlados por empresarios de la comunicación. Los adelantos tecnológicos, el papel más barato y el desarrollo de rotativas más rápidas ayuda a la creación de la prensa de masas.

La primera imprenta en IberoAmérica se dio en México en 1536, siendo también el precursor de las gacetas que manifestaron el quehacer periodístico y tuvieron una periodicidad hasta que en 1722 surge la Gaceta de México y Noticias de Nueva España. En Guatemala apareció la segunda en 1729, luego en Perú en 1743, la Gaceta de la Habana en 1764. Estas gacetas fueron el vehículo del pensamiento ilustrado de la nueva sociedad americana.

La prensa japonesa ocupa el segundo lugar entre todos los países por el tiraje global de sus periódicos diarios, por detrás de los Estados Unidos, y domina en el número de cabeceras. La primera publicación periódica en lengua japonesa fue el Kampan Batavia Shimbun, en 1862.

Con la restauración meiji en 1867 Japón pasó del feudalismo a convertirse en una potencia industrial, comercial y militar, apareciendo los primeros periódicos modernos japoneses como el Yomiuri Shimburi que sigue siendo uno de los periódicos más populares hoy en día. En nuestros días, además se publican el Asahi Shimbun , el Asahi Evening News , o el Japan Times .

En Colombia, la prensa nació ligada con la política, por eso estaban parcializados por los partidos que aprovechaban el medio para exponer sus opiniones.

A partir de 1810, se fundaron innumerables diarios y periódicos quincenales o semanales, entre los que se destaca La Bagatela, fundado por Antonio Nariño.

Una vez se consolidaron los partidos Conservador y Liberal, aparecieron periódicos como El Progreso, de Torres Caicedo, El Nacional, de Caro y Ospina, El Siglo, de Julio Arboleda, El Conservador, de José Joaquín Ortiz, La Gaceta Mercantil (Santa Marta, 1847-1848), de don Manuel Murillo Toro y El Neogranadino, de Manuel Ancízar.

Entre 1899 y 1902, aparecieron algunos periódicos que aun existen, como es el caso de El Espectador, fundado en Medellín en 1887 y trasladado a Bogotá en 1915. Actualmente, los periódicos más importantes a nivel nacional son El Tiempo , El Colombiano , El País y El Mundo.

Ahora, con las facilidades técnicas, cualquiera puede crear su periódico. Si quieres mirar las fases de funcionamiento de un periódico, y aprender a crear el tuyo, entra aquí.

prensa;imprenta;periódico;la bagatela;el avvisi;gaceta;escritura;historia;Gutenberg
Características
Idioma
Competencias
Derechos de uso
Reconocimiento no comercial Reconocimiento no comercial
Fuente
Fecha y hora de publicación
01/04/2005 11:40
Mapa del sitioQuienes somosCondiciones de uso¿Como navegar?Contáctenos
Punto de Encuentro
Proyectos Colaborativos
Redes de Aprendizaje
Docentes Publican
Foros
Chat
Centro de Recursos
Mediateca
Objetos virtuales de aprendizaje
Experiencias Significativas
Proyectos Colaborativos
Sitios Educativos
Sitios de Interés
Mundos de Aprendizaje
Atlas de las Culturas Afrocolombianas
Mil Maneras de Leer
Mis Medios
TV Educativa
Buscando Carrera
Planes de Mejoramiento
Herramientas
Correo Electrónico
Disco Duro
Traductor
Calculadora
Material de Referencia
Bibliotecas Digitales
Enciclopedias Digitales
Diccionarios