COMPETENCIAS Y HABILIDADES PARA DESARROLLAR

LA COMPRENSIÓN LECTORA

 ¿Qué competencias y habilidades se manejan?

Pearson, Roeler, Dole y Duffy (1992) establecen una serie de competencias que posee el buen lector y que debe ponerlas en práctica:

-          Utilizan el conocimiento previo para darle sentido a la lectura.

-   

Monitorizan su comprensión durante todo el proceso de la lectura.

-          Toman los pasos necesarios para corregir los errores de comprensión una vez que se dan cuenta que han interpretado mal lo leído.

-          Pueden distinguir lo importante en los textos que leen.

-          Resumen la información cuando leen.

-          Hacen inferencias constantemente durante y después de la lectura.

-          Preguntan.

 

Desde un punto de vista clásico pero menos ilustrativo se ha entendido que la comprensión de lo leído es un proceso mental muy complejo que abarca, al menos, cuatro aspectos básicos: interpretar, retener, organizar y valorar. Cada uno de los cuales supone el desarrollo de habilidades diferentes y de la puesta en práctica de estrategias concretas:

 

INTERPRETAR ES:

-          Formarse Una opinión.

-          Inferir significados por el contexto.

-          Sacar ideas centrales y reconocer el apoyo que ofrecen las ideas secundarias a la idea principal.

-          Deducir conclusiones.

-          Relacionar datos.

-          Predecir unas consecuencias.

 

Se deben RETENER:

-          Conceptos fundamentales

-          Datos para responder a preguntas.

-          Detalles aislados.

-          Detalles coordinados.

 

ORGANIZAR consiste en:

-          Formular hipótesis y predicciones.

-          Establecer consecuencias.

-          Seguir instrucciones.

-          Secuencial izar hechos.

-          Esquematizar a partir del modelo quinario.

-          Resumir y generalizar.

-          Encontrar datos concretos en la relecturas.

 

Para VALORAR hay que:

-          Captar el sentido de lo leído

-          Establecer relaciones.

-          Deducir relaciones de causa-efecto.

-          Separar hechos de opiniones.

-          Diferenciar lo verdadero de lo falso.

-          Diferenciar hechos de opiniones.

-          Diferencial lo real de lo imaginario

 

Los diferentes tipos de presentación de la información escrita requieren habilidades específicas para su comprensión.

 

En los textos NARRATIVOS, entre otras:

-          Secuenciación de hechos.

-          Diferenciación de personajes.

-          Interpretación de intencionalidades o proyectos de personajes.

 

 

En los textos DESCRIPTIVOS, entre otras.

-          Retener datos.

-          Establecer relaciones.

-          Esquematizar relaciones entre idea principal y secundaria.

-          Sacar las ideas centrales.

-          Inferir significados.

En los textos EXPOSITIVOS, entre otras:

-          detalles aislados y coordinados.

-          Seguir instrucciones.

-          Resumir y generalizar.

-          Establecer relaciones de causa-efecto.

En los textos ARGUMENTATIVOS, entre otras:

-          Diferenciar hechos de opiniones.

-          Interpretar intencionalidades.

En los textos POÉTICOS, entre otras:

-          Deducir el significado de imágenes, metáforas.

-          Interpretar sentimientos, intencionalidades.

En los textos CIENTÍFICOS, entre otras.

-          Establecer relaciones.

-          Formular predicciones.

En los textos PERIODÍSTICOS, entre otras.

-          Obtener las ideas principales.

-          Captar el sentido global a partir de relaciones idea principal e ideas secundarias

 

¿Cuál es el papel del docente?

¿Cuál es el método?

 

El de guía, facilitador del proceso de comprensión lectora. Quintana. H.E. (2001), basándose en los métodos preconizados por Baumann (1885-1990), Robb (1996) y Johnson y Johnson (1986), propone los siguientes pasos:

 

-          Introducción: El docente evalúa el conocimiento previo de los estudiantes sobre la estrategia, explica el objetivo de la estrategia y su utilidad para el proceso de comprensión lectora.

 

-          Demostración: el docente explica, describe y modela la estrategia que quiere enseñar. Los estudiantes responden preguntas y construyen la comprensión del texto.

 

-          Práctica guiada: Los alumnos leen un fragmento individualmente o en grupo. Ponen en práctica la estrategia aprendida bajo la tutela del docente.

 

-          Práctica individual: El alumno practica independientemente lo aprendido con material nuevo, ya sea en la casa o en la clase.

 

-          Autoevaluación: El docente solicita a los alumnos que autoevalúen sus ejercicios.

 

-          Seguimiento: El docente utiliza los datos que recopila de los trabajos que los alumnos realizan por su cuenta para evaluar los procesos de enseñanza y aprendizaje, si dominan las estrategias.

 

Esquemas ejemplificadores.

-          Modelo narrativo quinario.

 

 

Tomado de: ------>