Ábaco y Braille
Ábaco Japonés
CONTEXTUALIZACIÓN
A PRACTICAR
Sistema de Lectoescritura Braille
Practicar con el Ábaco Japonés Evaluación de Texto

Sistema de lectura y escritura en relieve, inventado en el siglo XIX por el francés Louis Braille, se basa en la combinación de seis puntos ordenados en dos columnas de tres cada una, que pueden ser percibidos a través del tacto. Los seis puntos cuya combinación da sesenta y cuatro caracteres permiten la escritura de las letras del alfabeto, signos de puntuación, los números y los signos matamáticos.

Para su escritura se requiere de una pizarra y un punzón;  al ir aplicando el punzón en cada punto de derecha a izquierda, éste va quedando marcado en alto relieve, de tal forma que al sacar el papel de la pizarra y darle la vuelta, los puntos quedarán resaltados y se podrá leer al tacto.

La lectura y la escritura son fundamentalmente procesos de significado y no de simple traducción o copia de caracteres o signos. Desde esta perspectiva como lo afirma Ferreiro, el acto de leer no es únicamente visual, pues comprender un texto es un proceso que opera sobre la base de la información que ya posee el lector. En cuanto a la escritura se trata de decir algo a alguien, leer y escribir operan y tienen sentido en el plano de la comunicación. En este sentido la pregunta no es sobre el Braille sino por lo que significa leer y escribir. El Braille se configura en la escuela como la herramienta que posibilita el acceso a la lecto-escritura, es decir como el paradigma de verdad y la puerta de entrada a los beneficios de la sociedad moderna tales como el trabajo, los adelantos científicos profesionales y culturales que de otra manera no estarían a disposición de las personas ciegas.

Una vez ubicado en la escuela, el  Braille inicia su  recorrido como herramienta de la lecto-escritura, asumiendo las  estructuras formales de cualquier proceso de enseñanza aprendizaje.

Pizarra

Orientaciones Generales para la Enseñanza del Sistema de Lectoescritura Braille

Inicio Ábaco Japonés Braille